Consejero delegado

Como cada año EDP España publica, por decimotercer año consecutivo, la Memoria de Sostenibilidad, informe que refleja el desempeño económico, social y ambiental del Grupo, y que está orientado hacia aquellos contenidos que resultan de mayor relevancia para nuestros diferentes grupos de interés.
Resultado de su actividad, EDP España ha obtenido en 2015 un EBITDA de 429 M€, y un beneficio neto de 100 millones. El beneficio neto es un 9 % inferior al de 2014 una vez descontados los resultados extraordinarios procedentes de la venta de activos de gas y de acciones de EDP Renovables.
El entorno ha resultado nuevamente complejo, con una demanda, que si bien ha sido ligeramente superior a la del año anterior, continúa lejos de los máximos de 2007 y 2008, junto con nuevos ajustes y cargas fiscales para el sector y una gran competencia comercial. En este contexto, las decisiones estratégicas adoptadas y el enfoque de la compañía hacia la eficiencia y el control de costes, han permitido obtener unos resultados, que representan ya el 19 % del EBITDA del Grupo EDP.
El funcionamiento de las centrales de carbón aumentó ligeramente, con respecto al año anterior, mientras que los ciclos combinados de gas han seguido con una utilización media anual de sólo 1.000 horas. Sin embargo, en los días de máxima demanda, y ante la intermitencia de las fuentes renovables, ha quedado patente el papel fundamental de las tecnologías térmicas en la cobertura del sistema eléctrico español.
Y todo ello sin renunciar a la excelencia, con una calidad de suministro en las redes de distribución eléctrica que ha sido de nuevo la mejor del sector y con disponibilidades superiores al 97% en sus plantas de carbón y cercanas al 100 % en los ciclos combinados. Cabe destacar el cierre del grupo 2 de carbón de Soto de Ribera el 31 de diciembre, tras 48 años de operación y una producción superior a los 56.000 GWh.
En distribución de gas natural nos hemos consolidado como segundo distribuidor nacional, y hemos apostado por seguir creciendo con la firma, ya en 2016, de un acuerdo con Repsol para la compra de más de 85.000 puntos de suministro de gas licuado del petróleo ubicados en nuestras actuales zonas de actuación (Asturias, Cantabria y País Vasco).
La comercialización de energía ha alcanzado la cifra de más de 2,2 millones de contratos siendo casi la mitad de ellos basados en una oferta conjunta de gas y electricidad, en un solo contrato junto con los servicios de valor añadido, que constituye la seña de identidad de EDP España. Además, EDP obtuvo el Premio CRC de Oro al mejor centro de atención al cliente en el canal telefónico B2C.
El desempeño económico se completa con un programa Lean de mejora continua, que ha generado más de 300 nuevas iniciativas en todas las áreas de negocio y con una actividad de I+D+i que gestiona, en colaboración con Universidades y Centros Tecnológicos, una cartera de proyectos que desarrollan las líneas estratégicas de innovación del grupo (energías más limpias, redes más eficientes, soluciones para el cliente) y que han contado con el apoyo económico tanto del Gobierno de España como de los gobiernos de Asturias y el País Vasco.
El desempeño ambiental se controla, como en años anteriores, con la renovación de los certificados de los sistemas de gestión ambiental implantados en las actividades de generación, distribución eléctrica y de gas y en la sede social. Como principal novedad, en 2015 se ha iniciado la adaptación ambiental de las centrales de carbón exigida por la Directiva de Emisiones Industriales para la reducción de óxidos de nitrógeno en la central de Aboño (grupo 2) y en Soto de Ribera (grupo 3). Estas plantas utilizarán el sistema más avanzado (desnitrificación catalítica selectiva) con una inversión en ambos grupos que alcanzará los 100 M€. La planta de Aboño 2 será la primera del parque de generación térmico español (noviembre 2016) en cumplir con las adaptaciones ambientales exigidas por la Directiva.
El desempeño social refleja un compromiso de estabilidad en el empleo, con la incorporación de 39 personas a lo largo de 2015, al que se une la renovación del certificado de Empresa Familiarmente Responsable (EFR). Respecto de las comunidades locales en las que realizamos nuestra actividad, se han firmado convenios con las administraciones públicas que permiten la cobertura de suministros a personas en situación de vulnerabilidad y emergencia social.
Estos convenios vienen a complementar la actividad de la Fundación EDP España que trabaja de forma coordinada con la actividad ordinaria en proyectos de carácter social como EDP Solidaria o Energía Solidaria.
Nuestros retos prioritarios, en 2016, serán mantener la flexibilidad de operación y la alta disponibilidad de las centrales de producción, con el desafío de la puesta en marcha de la planta de desnitrificación de Aboño 2 y la finalización de los trabajos en la de Soto 3, para su arranque a principios de 2017.
Trabajaremos, también, para mantener el liderazgo en calidad de servicio de nuestras redes de distribución eléctrica, añadiéndole la inteligencia de los nuevos contadores (actualmente más de 400.000), y en la distribución de gas optimizaremos la rentabilidad de nuestras inversiones con la adquisición de los activos de Repsol.
Respecto a la comercialización, nos enfrentamos al desafío de unos clientes cada vez más exigentes, en un mercado muy competitivo donde la tecnología evoluciona rápidamente de forma accesible para todos, y con la aparición de nuevos modelos de negocio donde se cuestiona el papel tradicional de las comercializadoras; es por tanto necesario trabajar en la optimización de la actividad comercial y el desarrollo de nuevos servicios, manteniendo un crecimiento orgánico de la cartera.
En resumen, EDP España tiene un conjunto de activos complementarios, con una base sólida y rentable en distribución de gas y electricidad, y una generación térmica flexible, con potencial de crecimiento en la actividad comercial que gestionamos con un enfoque claro en la eficiencia y el control de costes, mediante un diálogo abierto y transparente con nuestros grupos de interés.
Me gustaría, por último, agradecer el esfuerzo, rigor y dedicación de todo el equipo profesional y humano en el desempeño de sus funciones, sin el cual no habría sido posible alcanzar estos resultados y con cuya ayuda podremos materializar nuestros retos, así como el apoyo del Consejo de Administración de HC y NG a lo largo del ejercicio.

Firma Consejero Delegado

EDP España

Memoria EDP España 2015

aviso legal