Gestión de la energía

gestión de la energía

El margen económico obtenido en las actividades liberalizadas del Grupo, la generación eléctrica y la comercialización de gas y electricidad, está sujeto al riesgo permanente de las fluctuaciones tanto en los precios de compra-venta como en los volúmenes de energía negociados.

Surge así la Unidad de negocio de Gestión de la Energía (UNGE), cuya misión principal es controlar y minimizar este riesgo. Por similitud de los mercados, esta actividad se realiza de forma conjunta en España y Portugal, aprovechando así las sinergias entre las dos geografías.

¿Cómo se puede minimizar el riesgo de las variaciones en los precios?

En el caso del gas, el precio del mismo está ligado a variables como el precio del Brent, el tipo de cambio… la UNGE asegura las variaciones de estos parámetros para controlar así la fluctuación del precio del gas, mediante operaciones conocidas como trading financiero.
En el caso de la electricidad, el riesgo en las potenciales variaciones del precio del kWh (tanto del generado, como del comercializado) se controla mediante la negociación en los precios de compra del combustible (carbón y gas) y en los precios de venta a clientes finales, así como con la compra‑venta en los mercados eléctricos, tanto a corto plazo (denominado mercado spot) como a largo plazo.

¿Cómo se puede minimizar el riesgo de las variaciones en los volúmenes?

Las variaciones en el volumen de gas a comercializar que inicialmente se había previsto se gestionan mediante decisiones sobre la logística del abastecimiento (decisiones sobre compra de barcos de GNL o gas por tubo, sobre almacenamiento de los suministros recibidos o inyección en la red). En el caso de la electricidad, la herramienta son los mercados eléctricos de compra-venta.

El mayor reto de la UNGE en el año 2015 ha sido la gestión de las grandes variaciones sufridas por el precio del petróleo, que en 18 meses pasó de 101 $/bbl a 38 $/bbl, con la consiguiente incidencia tanto directa en los precios del gas, como indirecta en los precios del carbón. Como hito cabe destacar el arranque, en diciembre de 2015, del mercado organizado del gas (Hub de Gas).

EVOLUCIÓN MENSUAL PRECIO BRENT Y CARBÓN-API#2 (USD/BBL, USD/TON)

Evolución mensual carbón

bbl = barril de petróleo (aproximadamente 159 litros)

PRINCIPALES CAUSAS DEL DESPLOME DE LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

El precio del petróleo ha variado en 18 meses desde 101 $/bbl a 38 $/bbl. ¿Cuáles han sido las causas de este desplome?

En primer lugar el fracking o fracturación hidráulica como nueva fuente de abastecimiento (el fracking es la trituración de rocas subterráneas para extraer hidrocarburos). El mercado, dominado hasta entonces por los países de la OPEP, se ha visto inundado por el shale oil o petróleo de esquisto procedente del fracking en Estados Unidos. Así, en apenas cinco años, este país ha pasado de ser el mayor importador neto del mundo a convertirse en el primer productor mundial, por delante de Arabia Saudí.
La OPEP, no dispuesta a perder su cuota de mercado, mantuvo la producción, generando así un exceso de oferta y sacrificando de este modo el precio del crudo.
Con esta estrategia, se pretendía llevar los precios hasta un nivel que hiciera insostenible mantenerse a los productores del fracking (se pensaba que 50 $ era el límite para la rentabilidad del fracking, frente a los 10 $ que cuesta producir un barril a la OPEP).
Sin embargo, aunque muchas compañías han tenido que cerrar, el aprendizaje tecnológico ha permitido a otras seguir adelante. Así que la producción fuera de la OPEP continua, y el mercado sigue saturado.
Adicionalmente se ha asomado un nuevo actor que en breve tendrá un papel fuerte en el mercado del petróleo: Irán. Posee las cuartas mayores reservas de petróleo y las segundas de gas, y se encuentra ahora libre de las sanciones de Occidente tras el cese de sus aspiraciones nucleares. Antes del bloqueo, los países asiáticos y europeos eran los principales clientes del crudo iraní.
Frente a este escenario de exceso de oferta, la demanda no acaba de recuperarse, y el crecimiento chino se desacelera; además, las temperaturas han sido más altas de lo normal, impactando sobre el precio del petróleo. Un planeta más cálido implica una menor necesidad de hidrocarburos para calentarlo porque del petróleo se refina el gasoil, la materia más utilizada para la calefacción. De ahí, por ejemplo, que la caída del precio del gasoil sea mayor que el de la gasolina en los mercados de carburantes.

EDP España

Memoria EDP España 2015

aviso legal